Ante el 7 de octubre de 2012, Jornada Mundial por el trabajo decente.

. miércoles, 3 de octubre de 2012
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks


Así como en anteriores meses, tras una reforma laboral injusta e ineficaz, el paro vuelve a aumentar en 80.000 personas, el drama del paro juvenil, con una tasa por encima del 53% nos coloca en las mayores contradicciones materiales jamás vividas por una generación que no tiene ni alternativas ni expectativas de futuro. La emigración, la condena de la precariedad y temporalidad y el paro indefinido son ya las únicas variables en las que nos movemos una generación que curiosamente, se dice somos la mejor preparada del a historia.
La Reforma Constitucional pactada por PPSOE el pasado año ha propiciado el marco político idóneo para que mediante el pago de la deuda externa (a todas luces ilegítima) se impongan todos los recortes económicos y sociales que estamos viviendo, pero lo que viene a legitimar es la crisis política actual. Se está evidenciando como los partidos políticos del poder están legislando en defensa de los intereses capital y no de los intereses del pueblo, es la expresión máxima y más clara del imperialismo europeo en defensa de los intereses de los monopolios: un claro ejemplo son los rescates a las entidades financieras, donde el Estado va transformando las deudas privadas (principalmente a entidades financieras alemanas) en deudas públicas e incluso modifica la constitución para que la devolución de las deudas,privadas y públicas, sean prioridad absoluta, tal como ordenó la Troika (UE, BCE y FMI).
Ante esta situación no cabe otro camino que la lucha; lucha organizada desde las estructuras juveniles para parar los mayores ataques de la Historia. Solo cabe caminar hacia una Huelga General que haga confluir a los países del sur de Europa, atacados por los intereses de los mercados y la Troika, con similares condiciones que nos están imponiendo a nosotros/as.
La juventud comunista exige por tanto, la derogación de la reforma laboral y la complementación de medidas que corten de raíz la dramática situación del paro y precariedad juveniles en nuestro país, con la nacionalización de sectores estratégicos, la re-industrialización para la mejora del sector productivo y la puesta en práctica de un plan de empleo juvenil que dé respuesta a las necesidades de empleo y corte la fuga de cerebros, una jornada laboral de 35 horas sin reducción salarial, anulación de la subida de tasas y mayor dotación y defensa de la educación pública, así como medidas de accesibilidad a una vivienda.
La crisis del sistema es un hecho y como tal, es necesario un proceso constituyente que siente las bases de una democracia participativa que profundice en la soberanía del pueblo, bajo un modelo de República Federal solidaria encaminada a la construcción del socialismo como única alternativa para la clase obrera.
Contra los recortes y el paro, organízate y lucha.
El 7 de Octubre todos a la calle, la juventud responde.

0 comentarios:

ir arriba